Situada en Villarmentero de Campos (Palencia), a medio camino entre Frómista y Carrión de los Condes y a 37 kilómetros de Palencia, en el corazón del Camino de Santiago palentino, la Casona de Doña Petra es la última joya incorporada al repertorio de casas rurales con encanto de Castilla y León.

En un entorno rural absolutamente propicio para el descanso y en plena ruta del románico palentino, la Casona se levanta sobre el que fue un antiguo hospital de peregrinos, del que existe documentación escrita y, sobre todo, oral, transmitida de generación en generación.

Sobre los gruesos muros de aquel hospital se ha construido la Casona de Doña Petra, de base rectangular y tres plantas –dos en origen-, con techos artesonados y labrados, unidos por fajones atirantados por grandes vigas de madera, cuyos extremos se proyectan al exterior para conformar amplios alares, igualmente en artesonado de madera.

En su interior se han descubierto restos de escritura judía, ubicados en una hornacina empotrada en uno de los muros, así como un silo de gran dimensión hallado en el subsuelo de una de las estancias, del que se desconoce su antigüedad y utilización en el pasado. Los ventanales estaban dotados de rejas finamente labradas, de las que se conserva algún ejemplar.

 

 






WEB CASONA DE PETRA